Tengamos la edad que tengamos y por mucho que estemos cansados de ver reports en la tv con delfines, lo cierto es que cuando alguien nos dice que ha estado en el mar con delfines, se nos dibuja una sonrisa en la cara y ponemos cara de alucine. Con suerte, quizás llegamos a decir: “qué envidia, yo también quiero”.

¿Qué cosa tienen los delfines que nos hacen parecer más bobos de lo que ya somos de por sí? Malditos mamíferos que parecen estar siempre risueños y de buen rollo, jugando despreocupados ante los peligros que les acechan gracias al género humano…