Viernes por la mañana en Sitges

Llegó octubre y con él, el primer swell decente de la temporada de la costa catalana. Llovía y el tiempo no era muy halagüeño, mientras se esperaba la subida de la tarde en algunos spots, ya se podía rascar algo. Nosotros estuvimos en Sitges, el desorden reinaba en el mar y no había un pico muy definido para el baño, aunque un buen número de surfers no dudaron en entrar al agua y pegarse un baño.

Fotografía: David Botello