Un 600, un patín y muchos años de historias con SÖREN MANZONI

Hay mañanas que te levantas y no sabes que te va a deparar el día, has quedado con SÖREN MANZONI para ir en su Seat 600 a patinar al skatepark de La Poma y hacer unas fotos de la mañana. La verdad es que la mañana transcurre entre la emoción de ver a un amigo y montarte en su 600. Hablando y hablando nos dan tras tres de la tarde, hemos patinado, hecho fotos y nos hemos quedado con la sensación de que la amistad es mucho más que esas cosas que se dicen pero no se demuestran. Es una mirada después de un silencio seguida de una sonrisa y un abrazo.

Larga vida al Seat 600 y larga vida a las amistades puras que un día se dieron y no se olvidaran jamás.

Fotografía: David Botello