Surfeando solo en el agua en la costa catalana

Eso debía pensar William ayer en el Garraf. No era muy tarde cuando entró, entre las 9 y las 10 de la mañana. Hacía sol después de tantos días de lluvia y las series iban entrando con un tamaño aceptable. Pero en el agua sólo estaba él. Durante dos horas no entró nadie, solos él y el mar. Os dejamos unas fotos del baño de William de ayer.

Esto fue el pasado 18, de marzo del 2011, hace ya unos cuantos años. Hoy William ve como las playas están masificadas, llena de escuelas que llevan al pico a sus alumnos que no saben ni remar, por el simple hecho de que sus monitores son surfers que también quieren aprovechar ese swell que ha llegado, llenas de gente que tienen todo el derecho de estar ahí, pero no respetan las normas de convivencia dentro del agua.

Fotografia: David Botello