En los días sin olas es mejor hacer servir la imaginación para pasar un buen rato. A este edit que os enseñamos lo podríamos llamar “fricada veraniega” o locura transitoria en la arena.

DB