Gaspard Larsonneur y Tristán Guilbaud hicieron el pasado invierno una escapada a La Graciosa. Un poco de spaghetti western, buenas olas y dos franceses surfeándolas.

¿Qué más se le puede pedir a unos días de trip?