Una demostración más del joven hawaiano John Florence con un surfing control bestial. Take off al límite y tubos imposibles en un shorebreak que no hay por donde pillarlo. Que grandeza la de este surfista!