Keramas, grandes nombres y una sesión de free surf de alto voltaje. ¿Que más le puedes pedir a esta mañana de viernes?