Josh Kerr, Taj Burrow y Mick Fanning lo hacen todo muy sencillo, muy sencillo.