Si estás cogiendo olas y hay delfines alrededor, ándate con ojo no sea que te pase lo que le pasó a este paddlesurf cuando remontaba la ola. Un delfín que disfrutaba de ella se le echó encima.