NekoBarcelonetaSurfGuardiaUrbanaBarcelona

Volvemos a las andadas en la playa de la Barceloneta. Esta mañana habían unas zurraspas para surfear y , ¡cómo no! , después de muchas semanas sin surf en Barcelona, un grupo de surfers se habían dispuesto a disfrutar de lo que más le gusta en este mundo, surfear.

Uno de los buenos amigos de Rippingmag, Neko , estaba disfrutando de un baño en la Barceloneta, hasta que salió y la policía local le jodió el día. Para variar, no se puede surfear en Barcelona, sea por estar colgada la bandera roja cuando hay olas o por ser época de baño.

Por uno u otro motivo, este deporte está mal visto en la ciudad. Sin más, os mostramos la experiencia de Neko esta mañana, de su propio puño y letra. El resto es más de lo mismo, los políticos utilizan el surf o el skate para ser guays, pero lo prohíben cuando les interesa.

Esta mañana tuve una gran alegría, como cada mañana eché un vistazo a la webcam de Locals Barceloneta y cuál es mi sorpresa, en pleno mes de Julio que normalmente se ve una sartén por la cámara hoy pueden verse unas espumas mínimas que tal vez pueden indicar la posibilidad de arrastrarse tras unas zurraspas (olas de menos de dos palmos) al sol del veranito. Con la temporada tan floja que hemos tenido no lo pensé dos veces, sin desayunar ni nada pillé mi Dusters de los Doors y me fuí directamente a Locals a pillar mi tabla y directo al agua! Qué me encontré allí? Lo previsto, veinte personas en el agua (muys sucia) persiguiendo cuatro olitas que salían cada 15 minutos media hora, todo normal. Serían como las 12:00 y de repente una lancha bastante grande con dos agentes de La Guardia Urbana de Barcelona aparece en escena, decían algo que no se podía escuchar sin megáfono y uno de ellos estaba haciendo fotos con un móvil a los que estábamos en el agua, no entendía nada así que seguí a lo mío. Mi sorpresa fue mucho mayor cuando al salir del agua me persiguió un Agente de La Guardia Urbana deBarcelona y girtándome: “Venga usted aquí” mientras me hacía gestos muy bruscos con su mano como si fuera un vehículo y tuviera que estacionarme. Con tal que me pareció tan serio el tema que me acerqué y le pregunté qué pasaba, él me dijo que me identificara y le dije que por qué tenía que hacerlo? Ante la negativa a comunicarme cuál era mi infración y mi imposibilidad de identificarme puesto que como se ve en las fotos iba en bañador, y después de que pasaran por delante de mi cara más de 10 agentes de La Guardia Urbana de Barcelona que me preguntaban lo mismo y que me decían lo mismo: “estabamos allí porque nos encontraron realizando una actividad “ILÍICITA” en la playa”. Pues lo dicho, como no me pudieron identificar me requisaron la tabla hasta que volviera con mi identificación. Sin más opciones, así lo hice, volví al club, me duché y fui hasta mi casa en patín para hacerme con mi DNI y volver a la comisaría que hay a pie de playa en la Barceloneta. Al llegar allí entregué mi identificación, cerraron la puerta y estuve esperando una media hora, hasta que salió uno de los numerosos agentes y policías secretas con los que había hablado y me devolvió mi tabla y mi DNI, sin notificarme en ningún momento ningún tipo de sanción volvió a entrar sin decirme nada, pregunté a uno de los agentes que estaba en la puerta y me aseguró que era un simplemente un procedimiento de identificación de los que estábamos allí esa mañana. Así que guardé mi tabla de nuevo en el club y me fuí a comer. Este fue mi mañana de surf en la Barceloneta.

NekoBarcelonetaSurfGuardiaUrbana

DB