Ha llegado el otoño y aunque las lluvias y el viento ya amenazan con estropearnos nuestros fines de semana, todavía quedan por delante
muchas horas de sol para ser gozadas al aire libre. Así que, a aprovecharlas con un buen picnic.

Y para facilitarlo, Jeriël Bobbe ha ideado “Springtime”, un diseño de canasto de picnic que puede ser trasladado fácilmente en una bicicleta. El canasto se divide en tres partes que pueden ser adjuntadas a la bici y así viajar cómodamente llevando todo lo necesario dentro de las tres piezas. Además de ser práctico para el viaje, las tres piezas se convierten en dos asientos y una mesa para comer sin complicaciones en cualquier parte.
David Botello