Adiós a Muhammad Ali, una leyenda del boxeo

Ya hace muchos años que Muhammad Ali desapareció de la vida deportiva. Pero ha sido este viernes cuando realmente su vida se ha apagado, a los 74 años, como consecuencia de las complicaciones respiratorias que le habían llevado a ser ingresado esta semana en un hospital en Phoenix (Arizona).

Fue tres veces campeón mundial de los pesos pesados, uno los mayores deportistas del siglo XX, pero llevaba 32 años batallando contra la enfermedad de Parkinson, un desorden del sistema nervioso que afecta al movimiento y que genera también problemas respiratorios.

Ali nació con el nombre de Cassius Clay en Louisville (Kentucky) en 1942. Sufrió las humillaciones de la segregación mientras proclamaba su identidad con orgullo: “¡Soy el mejor! ¡Soy el mejor! Soy el rey del mundo”, dijo cuando ganó el campeonato mundial contra Sonny Liston.

Algunos lo han definido como un activista más cercano al estilo desafiante de Malcolm X. Siempre estuvo presente en el debate público. En diciembre, después de que el candidato republicano a la Casa Blanca Donald Trump anunciara su plan para vetar la entrada a Estados Unidos de musulmanes, Ali dijo: “Nosotros, como musulmanes, debemos enfrentarnos a quienes quieren usar el islam para imponer su agenda personal”.

Os dejamos con el combate disputado en el Zaire ahora República Democrática del Congo en el año 1974 entre George Foreman  y Muhammad Ali, uno de sus combates más míticos y recordados.