Da gusto ver como Casper Brooker rula por las calles de Londres.