Sueño o realidad, da igual. El ríder Toti parece que no tiene límite, y hace de este edit una locura continua en cima de su long.