Hace años que seguimos con atención el trabajo de Marta Guillén, años durante los que la hemos visto crecer en su búsqueda de la imagen, del movimiento y de la belleza visual que todo artista busca. Si, artista. Porque Marta comienza a ser esa artista capaz de transmitir paz con cosas sencillas, sin estridencias, con un trabajo muy serio y bien hecho.

Cada día nos sorprende más y nos alegra que sea así. Vemos miles de vídeos al cabo del año, grandes nombres, presupuestos desorbitados y sobretodo mucho postureo. Marta es más que eso, es una curranta nata, que consigue transformar sus edits en minutos de gran calidad.

Dicho esto, os dejamos con un pedazo de edit grabado en el skatepark de la Mar Bella de Barcelona, con las skaters Cristina Mandarina y Eider Walls, en una mañana soleada y perfecta para disfrutarla dándole al play.