No está nada mal la idea que ha tenido Christopher Chann. Cambiar trucos de skate realizados por un beso. A veces salen y otras no, pero algún buen morreo se han ganado estos dos listillos del vídeo.