El secreto

En las montañas de Génova, los caminos desolados son un refugio para los longboarders apasionados, que pasan horas entrenando para mejorar sus habilidades. El clima extremadamente cálido es casi tan agotador como el entrenamiento, pero estos spots secretos en Génova son demasiado buenos para desmayarse.