París es la ciudad perfecta para una buena sesión de long nocturno. El vídeo no es especialmente bueno, pero es que patinar con el brazo en cabestrillo y meterte unos slides no debe ser fácil. Así que aquí os dejamos con la ciudad de la luz a los pies de sus longs.