La Fly Running La Molina despega con éxito

Correr volando, volar corriendo. Ayer tuvo lugar  la primera edición de la Fly Running, en La Molina. Con la salida en la zona de la Tossa d’Alp, los participantes han llegado corriendo hasta el lago de La Molina. La prueba cubría una distancia de 3,9km y 720m de desnivel negativo.

Los senderos, las pendientes, el barro y las piedras fueron los protagonistas de la mañana, junto a los resbalones, las caídas y las zancadas de los corredores, en un día que arrancaba con 5 grados de temperatura hasta llegar al sol radiante del mediodía.

Tras la entrega de dorsales y el briefing, a las 10:30h,  arrancó la crono individual, en la que los corredores fueron saliendo uno a uno, en intervalos de medio minuto. A las 13h todos los participantes se reunieron de nuevo en la cumbre, para dar paso a la salida en masa, por cajones, espectacular, en la avalanche.

Biel Ràfols resultó el ganador de la prueba, en un circuito que conoce a la perfección. Ràfols, amante del descenso y team manager de Salmon y Suunto. En la categoría femenina, fue Marta Palau  la ganadora de la prueba.

Y para acabar la jornada, una botifarrada popular para calmar los estómagos hambrientos después del ejercicio de la mañana.

Esta primera edición ha servido de cata y aperitivo de lo que tiene que llegar el próximo año: las Fly Running Series 2017, con parada en La Molina y en la Vall de Núria, que se cerrarán con una prueba de exhibición en la montaña mágica, el Pedraforca.

Fotografía: David Botello