Pasando el lunes en la Fosca


El domingo por la noche todo apuntaba a que el día siguiente sería un magnifico día para meterse en el agua. El WhatsApp estaba al rojo vivo ante la posibilidad de que la tormenta anunciada pudiera estropear unas buenas previsiones de olas.
¿Qué mejor que subir hasta La Fosca? Tablas, neoprenos, cámaras y vehículos. Todo preparado para salir en dirección a Girona.
A partir de aquí, sobran las palabras. La playa, soleada, sin turistas, sin veraneantes, ha acogido con los brazos abiertos a los riders llegados de la ciudad. Pero quedan las imágenes…













Riders: Alex Vilalta, Carles Medina, local.
Fotografía: David Botello