Cloudbreak XXL 2011



Hace un par de semanas se pudo observar uno de los swells más grandes en Cloudbreak y Restaurants en 20 años. Las islas Fiji fueron el escenario idóneo para surferos de todo el mundo. Allí se preparaban para cargar las enormes olas y los tubos que ofrecía Cloudbreak.


Las inmensas olas hicieron sombra al evento que se llevaba a cabo aquel momento en Jeffrey’s Bay, el Billabong Pro. Además, Cloudbreak robó la atención de algunos de los más grandes del mundo del surf profesional como son Kelly Slater o Bruce Irons. También aparecieron por aquel paisaje paradisíaco los «big wave hunters» Nate Fletcher y Mark Healey.






Las condiciones meteorológicas hicieron que el arrecife de Cloudbreak rompiese a más de una millas de donde suele romper, lo que hizo que la ola tuviese más fuerza y fuese más peligrosa. Aún así, innumerables aficionados al surf se arriesgaron saliendo a por las inmensas olas, corriendo el riesgo de perderse entre ellas.




Tras la sesión de surf, Kelly Slater afirmó que aquel había sido el swell más grande y más limpio que había visto jamás en Tavarua. Por otro lado, Kohl Christensen logró surfear por completo algunas de las olas más grandes. También destacó el australiano Ryan Hipwood por conseguir «el swell de su vida» como afirmó él mismo.


Pero un swell de estas dimensiones con olas de hasta 15 pies, va acompañado de legendarios wipeouts. Las caídas fueron duras, pero seguro que la satisfacción de los surferos al pillar una de esas olas, fue la recompensa perfecta a cualquier caída.




Os dejamos con más fotos del increíble Cloudbreak XXL de este julio.









Sofía Nogués