Catalunya triple 3


Los miembros de la organizacion Surfriderfoudation de Barcelona y con la colaboración de la estación La Molina, organizaron un día a full de actividades.
Lunes, 7 de marzo de 2011
Fue el día elegido por un equipo de Surfrider Foundation Barcelona para conseguir un objetivo: hacer snowboard, skate y surf en el mismo día sin salir de Catalunya, utilizando sólo transporte público. El objetivo se llama Catalunya Triple.
En el equipo hay representadas varias nacionalidades: española, brasileña, alemana y estadounidense. Se perdieron la fiesta de Carnaval del domingo para despertarse a las 5 de la mañana, cuando todavía la gente estaba en el carnaval de Sitges o volviendo a casa.
El día comenzó en la estación de Arc de Triomf de Barcelona, donde salió el tren a las 6:15 am. Mucho sueño, un cambio inesperado de tren, algo de retraso… Pero finalmente sobre las 8:40 el grupo llegó a la estación de tren de La Molina. Recogían los forfaits que amablemente había cedido la estación de ski de La Molina para la ocasión y se metieron en el telecabina. Las primeras bajadas consistieron en la búsqueda de nieve virgen en los fuerapistas de la estación, y una lucha entre los telearrastres y uno de los miembros del equipo.
El tiempo pasó rápido y después de unas rondas en el Snowpark Trampolí, a las 12:30, los Surfrider BCN Riders cogieron el bus. Al llegar a la estación, todavía quedaba tiempo para comer en la terraza de un bar al sol. A las 14:08 salía el tren hacia Barcelona. La primera parte estaba completada.
Dormieron todo el trayecto hasta Barcelona. A las 16:30 el equipo llegó a Arc de Triomf, para recoger los skates y tablas de surf. Cargando la tabla y sobre el skate, se dirigieron hacia la Barceloneta. Por suerte nadie sufrió un accidente, ni tampoco las tablas. La segunda parte estaba también completada.
Al mirar el mar: mucho viento y nada de olas para surfear. Sentimiento de decepción, rabia, impotencia. Cansados y con esperanza de que las olas llegasen, siguieron dándole al skate por el paseo. Pero quedaba poco tiempo de luz y las olas no llegaban. Fueron a un bar a tomar algo caliente. Hablando del fin de semana que tuvieron lleno de actividades, se dieron cuenta de que a pesar de no haber podido alcanzar el objetivo de practicar los 3 deportes en el mismo día, se habían dado cuenta de las posibilidades que ofrece un lugar como Barcelona y sus alrededores y recordaron la belleza natural de Catalunya y los motivos por los que Surfrider trabaja tanto en protegerla.