El rugido del mar

Pocas palabras podemos añadir a las miles de palabras, escritos y reflexiones que se han publicado durante estos últimos días sobre la capacidad destructora del tsunami sufrido por Japón. El país del sol naciente estaba preparado para soportar terremotos de gran intensidad, pero no para sufrir el embate de la gran “ola negra”.
Sin embargo, la dignidad y el coraje del pueblo japonés, un pueblo luchador, silencioso, trabajador, nos obliga necesariamente a presentarle nuestros respectos y nuestras más sentidas condolencias.
Los testimonios gráficos han sido tantos y tan espeluznantes que no necesitamos volver a ver las imágenes del desastre para saber del dolor de un pueblo. En esta ocasión queremos dejar constancia de la huella sonora, el “rugido del mar” que desgarra nuestro corazón y hace encoger nuestros estómagos.
La Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), a través de su Laboratorio de Aplicaciones Bioacústicas (LAB) grabó el sonido submarino provocado por el seísmo que asoló Japón el pasado 11 de marzo. La grabación fue obtenida mediante la red de observatorios submarinos que la Agencia Japonesa de Ciencia y Tecnología Marítimo-terrestre (Jamstec) tiene ubicados en el entorno del epicentro del terremoto, a través del proyecto internacional Listening to The Deep Ocean Environment (Lido) que lidera la universidad catalana.
Sobran las palabras. Sólo quedan los sonidos.
La Cruz Roja acepta donaciones para ayudar en este desastre a los afectados aqui.