Sol y olas en la costa Mediterránea

Lo bueno del Mediterráneo, o lo malo, eso nunca se sabe, es que puedes encontrar un spot que funcione durante unas horas en los sitios más insospechados. Ayer tuvimos la suerte de disfrutar durante un par de horas de un baño de esos que no esperas y te dejan con una sonrisa en la cara.

Fotografía: David Botello