Isra, nunca te olvidaremos

Hace un par de años estuvimos con un buen amigo volando en Windoor. Fue una mañana increíble, llena de diversión y risas. Compartimos con Israel Planas una de esas experiencias que no se olvidan nunca.

Ayer Isra nos dejó. Un infarto cerebral decidió que tenía que volar más alto, que este mundo se le había quedado pequeño y necesitaba seguir buscando aventuras mucho más allá de nuestra comprensión.

Isra, donde estés, recuerda que aquí abajo te queremos y nunca te olvidaremos.